Make your own free website on Tripod.com

Hola a todos, aquí va mi breve relato de la pelea del sábado. Espero que esté bien. Cami, estuviste muy bien.. Nos hablamos por lo nuestro dulce. -------------------------------------------------------------

Luego de tantas idas y vueltas, Camila y Mariano finalmente se enfrentaron este sábado en una pelea impresionante. Ante todo me presento: mi nombre es Susana, soy amiga de Cami hace un tiempo desde que empezó a entrenar en mi gym. A las dos nos fascinan las peleas entre mujeres. Ella siempre me contaba sus peleas con otras chicas y yo les contaba las mías. Algo curioso es que todavía no peleamos entre nosotras. La verdad es que la estoy tratando de convencer para enfrentarnos el sábado que viene. Yo sé que no es que tenga miedo, sino que cree que nos va a limitar el hecho de ser muy amigas a la hora de pelear. Pero parece que ahora entendió que nuestra amistad no es un impedimento para tener una buena pelea, y seguramente el sábado nos veremos frente a frente por primera vez.

Mariano es amigo de Cami hace más tiempo que yo. Yo lo conocí recién este sábado (y ya arreglamos una pelea para un día de estos). Debo decir que es muy rico chico y me cayó muy bien.

La pelea empezó alrededor de las 16,30. Cami llegó un ratito antes y nos quedamos charlando. Estaba un poquito nerviosa, aunque ya había luchado con Mariano tres veces, de las cuáles ganó 1 y perdió 2. Sin embargo está vez iba a ser una pelea más intensa ya que las anteriores fueron estilo lucha amateur y ahora se enfrentaban en una pelea de "lucha-box" como la llaman ellos. La pelea combinaba técnicas de kickboxing (sólo con golpes al cuerpo, no a la cara) y técnicas de lucha cuerpo a cuerpo, usando guantes perforados.

Para la pelea Cami estaba vestida con un top deportivo y unas calzas azules, Mariano tenía un short blanco muy canchero. Los dos parecían estar muy en forma. Cami divina como siempre, con un cuerpo espectacular y unas curvas que intimidan a cualquiera. Maríano es el típico carilindo, es más bien delgado, pero en buen estado físico. Todo indicaba que iba a ser una pelea muy pareja. De predecir un resultado en ese momento, le hubiera asignado la victoria a Cami más que nada por la actitud desafiante y la predisposición previa a la pelea. Mariano estaba más tranquilo.

La pelea se llevó a cabo en una sala cubierta casi en su totalidad por una amplia y gruesa colchoneta donde se practica judo. En cuánto estuvieron listos llamé a los dos al centro del "ring" para comenzar la pelea. Se ubicaron frente a frente y dimos por comenzada la pelea.

Los dos empezaron a moverse lentemente en círculos. Por un instante nadie se animaba a tomar la iniciativa. Lentamente Camila se fue acercando a Mariano, a medida que él iba retrocediendo manteniendo la distancia. Los dos realizaban movimientos lentos. Cami intentaba llevarlo hacía un extremo de la sala pero sin atacar hasta el momento. Mariano se mueve hacia los costados tratando de evitar ser arrinconado. Cami va ganando terreno hasta quedar muy cerca de Mariano, quién en un movimiento repentino intenta escaparse por la derecha. Cami reacciona justo y logra interceptarlo con un golpe en su costado izquierdo. Mariano intenta cubrirse pero Cami no le da tregua con una serie de golpes a la zona media. Mariano, se ve cada vez más arrinconado. Intercambian algunos golpes cortos, hasta quedar "enganchados". Forcejean mutuamente hasta caer al piso. Muy rápida de reflejos, Cami se avalanza sobre Mariano y lo mantiene contra el piso. Mariano intenta escapar mientras que Cami intenta una plancha. Forcejean largo rato hasta que Cami logra colocarlo de espaldas al piso, precipitandose encima. Aquí comienza lo que para mí es el momento de la supremacia de Cami en la pelea. Totalmente atrapado Mariano intenta desesperadamente escapar de la plancha de Cami. Intercambian algunos golpes, pero sin suerte para Mariano ya que no tiene libertad de movimiento para lanzar golpes fuertes. Cami es consciente que por el momento lo tiene dominado, y desiste de los golpes limitándose a perfeccionar la inmovilización. Con una plancha perfecta de cuerpo entero, Cami inmoviliza a Mariano de pies a cabeza. Sin embargo, cuando el resultado de la pelea parecía cantado, las cosas se dieron vuelta. Mi opinión es que a Cami le jugó en contra el querer "gozar" a Mariano. Tengamos en cuenta que casi la mitad de lo que duró la pelea, Camila la pasó literalmente encima de su rival. Todo parecía indicar que Mariano se rendiría de un momento a otro. Sin embargo, eso no sucedía y Cami no daba el golpe final para hacer rendir a Mariano. En esa situación de dominio era muy fácil hacer rendir al rival con alguna llave o algunos golpes acertados. En vez de eso, Cami se limitaba a jugar con el pelo de su rival y a sonreírle como gozándolo, pensando que podía tener atrapado a Mariano todo el día. Mariano mientras tanto pudo liberar las piernas, con las que rodeo a Cami, y haciendo un esfuerzo pudo quitarla de encima. Era impresionante la cara de desesperación de Cami, que ya creía tener la pelea ganada, y ahora estaban nuevamente frente a frente. La primera reacción de Cami fue incorporarse rápidamente y retroceder unos metros. Mariano se puso de pie también y siempre en guardia se fue acercando a Cami. Esta vez era Camila quién retrocedía. Llegaron a un extremo de la sala. Ante el inminente ataque de Mariano, en vez de cubrirse Cami se avalanzó sobre él sujetándolo por la cintura, quedando trabados para evitar los golpes. Los separé con una advertencia a Cami para que peleara. Nuevamente Mariano se acerca desafiante, Cami retrocede unos pasos e intenta escapar por un costado. Mariano la atrapa fuertemente por la cintura y la lleva hacia el extremo de la sala contra la pared. Con una serie de golpes cortos a todo el cuerpo, Mariano arrincona a Cami contra una esquina de la sala. Cami se cubre muy bien, pero Mariano no le da respiro con una lluvia de puñetazos y algunos rodillazos. Cami intenta salir del rincón. Mariano la sujeta contra la pared. Entre golpe y golpe Cami suspira y se defiende como puede, pero parece que no tiene salida. Finalmente un acertado golpe en el abdomén es el detonante: Cami rodea a Mariano entre sus brazos y se rinde.


CHAT DE BUENOS AIRES FIGHTS